Centro Milagros Morelia2017-09-02T22:07:28+00:00

CENTRO DE MILAGROS MORELIA

CENTROEl centro de milagros en Morelia ofrece charlas sobre temas de Un Curso de Milagros y el programa de CoDa de los Doce Pasos casi todos los días de la semana, llámanos o envíanos un email si deseas saber mas sobre los horarios de nuestras reuniones envíanos un email o llámanos.

Morelia es una de las mas bellas ciudades de México, su clima y su vegetación la hacen un lugar idóneo para vivir. Desde hace 4 años nos hemos estado reuniendo para compartir juntos, aprender y enseñar los preceptos tan bellos expresados en las palabras del Curso de Milagros. Visitanos cuando quieras o contactanos con tus preguntas o comentarios directamente en nuestra sección de contacto. Adicionalmente también damos charlas fuera de Morelia cuando nos invitan a otras ciudades a llevar este bello y transformativo mensaje.

Calle Lucas Balderas no. 192, Col. Chapultepec Ote., Ciudad de Morelia.
A un costado del Blvd García de León. Detrás del primer Oxxo viniendo de Suburbia hacia Telmex
Télefonos y Whats app: (443) 271 32 99, (443) 420 13 02, Info@uncursodemilagrosmexico.com

Síguenos a traves de Facebookhttps://www.facebook.com/centro.milagros.3

Información importante: También Ofrecemos consultas individuales bajo la visión de estos 2 maravillosos programas de recuperación Un Curso de Milagros y 12 PasosConsulta la ventana de EVENTOS para enterarte de lo que está ocurriendo en la comunidad milagrosa cerca de tu área.

Codependientes Anonimos, Programa de 12 Pasos

Lunes y Viernes a las 7:30pm en el Centro de Milagros Morelia

CODACodependientes Anónimos es un grupo de hombres y mujeres cuyo propósito es desarrollar relaciones sanas. El único requisito para ser miembro es el deseo de forjar relaciones sanas y satisfactorias. Nos reunimos para darnos apoyo y compartir en un viaje de autodescubrimiento, que es el aprender a amarnos a nosotros mismos . Al incorporar los principios de este programa, nos volvemos cada día más honestos con nosotros mismos acerca de nuestras historias personales y nuestros comportamientos codependientes.

Recurrimos a los Doce Pasos y a las Doce Tradiciones como fuentes de conocimiento y sabiduría. Éstos constituyen los principios de nuestro programa y sirven de guía para forjar relaciones honestas y satisfactorias con nosotros mismos y con los demás. En CoDA, cada uno de nosotros aprende a construir un puente que nos conecta con el Poder Superior, según lo concebimos, y le concedemos a los demás el mismo privilegio.

Este proceso de renovación es como un regalo de sanación para nosotros. Al incorporar activamente el programa de Codependientes Anónimos en nuestras vidas, podemos alcanzar un nuevo nivel de dicha, aceptación y serenidad.

Patrones y características de la codependencia


Esta lista de características y patrones de compor- tamiento puede servir como una herramienta de ayuda para efectuar una autoevaluación, especial- mente entre los participantes nuevos.


Patrones de negación:
Tengo dificultad para identificar lo que siento. Minimizo, modifico o niego lo que siento realmen- te.
Me percibo como una persona totalmente desin- teresada y dedicada al bienestar de los demás. Patrones de baja autoestima:
Tengo dificultad para tomar decisiones.
Juzgo duramente todo lo que pienso, digo o hago, como algo que no es “lo suficientemente bueno”. Me siento avergonzado al recibir reconocimiento, elogios o regales o me pongo triste si no obtengo reconocimiento por lo que hago.
No le pido a los demás que satisfagan mis nece- sidades o deseos.
Valoro más la aprobación que me dan los demás por mi comportamiento, ideas y sentimientos que la que me doy yo mismo.
No me percibo como una persona valiosa o digna de recibir amor.


Patrones de conformidad:
Actúo en contra de mis valores e integridad para evitar el enojo o el rechazo de otras personas.
Soy extremadamente sensible a los sentimientos de los demás y los incorporo como propios.
Soy sumamente leal y permanezco en situaciones dañinas demasiado tiempo.
Le doy más valor a las opiniones y los sentimientos de los demás que a los míos y frecuentemente temo expresar mis opiniones y sentimientos cuando difieren de los de los demás.
Dejo a un lado mis propios intereses y pasatiempos para hacer lo que otros desean hacer.
Acepto una relación sexual como un substituto del amor.


Patrones de control:
Creo que la mayoría de la gente no es capaz de cuidarse a sí misma, y me necesitan a mi.
Trato de convencer a los demás de lo que deben pensar o sentir.
Me resiento cuando los demás no me dejan ayudarlos.
Me desvivo por hacer regalos y favores a quienes quiero.
Ofrezco consejos y orientación a los demás, sin que se me pida.
Utilizo el sexo para ganar aprobación y acepta- ción.
Tengo que sentir que “me necesitan” a fin de tener una relación con los demás.
Le tengo mucho miedo a la intimidad.
Me identifico como una real víctima, tengo un sentimiento de conspiración en mi contra. Tengo dificultades para perdonar.

 

LOS DOCE PASOS DE CO-DEPENDIENTES ANÓNIMOS:

1. Admitimos que nos sentíamos impotentes con los demás y que habíamos perdido el control de nuestras vidas.

2. Llegamos a la conclusión de que un Poder Superior a nosotros mismos podía devolvernos al sano juicio.

3. Decidimos poner nuestra voluntad y nuestras vidas en manos de Dios o nuestro Poder Superior, tal como cada uno de nosotros lo concibe.

4. Hicimos una búsqueda y un minucioso inventario moral de nosotros mismos sin miedo.

5. Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos y ante otro ser humano, la naturaleza exacta de nuestros errores.

6. Estuvimos enteramente dispuestos a dejar que Dios nos liberase de nuestros defectos.

7. Humildemente le pedimos a nuestro Poder Superior que nos liberase de nuestros defectos.

8. Hicimos una lista de todas aquellas personas a quienes habíamos herido y estuvimos dispuestos a reparar el daño que les habíamos causado.

9. Reparamos directamente el daño causado a los demás, siempre que nos fue posible, excepto cuando el hacerlo implicaba perjuicio para ellos o para otras personas.

10. Continuamos haciendo un inventario personal y cuando nos equivocamos, lo admitimos inmediatamente.

11. Buscamos a través de la oración y la meditación mejorar nuestra relación con Dios, tal como nosotros lo concebimos, pidiéndole solamente que nos dejase conocer su voluntad para con nosotros y nos diese la fortaleza para cumplirla.

12. Al lograr un despertar espiritual como resultado de estos pasos, tratamos de llevar el mensaje a otros codependientes y de practicar estos principios en todas las áreas de nuestra vida.

LAS DOCE TRADICIONES DE CO-DEPENDIENTES ANÓNIMOS:

1. El bienestar del grupo es nuestra prioridad; la recuperación personal depende de la unidad en CoDA.

2. Para el propósito de nuestro grupo sólo existe una autoridad fundamental: un Poder Superior de amor según lo conciba nuestro grupo. Nuestros líderes no son más que servidores de confianza; ellos no gobiernan.

3. El único requisito para ser miembro de CoDA es desear tener relaciones sanas y basadas en el amor.

4. Cada uno de los grupos debe ser autónomo, excepto en aquellos asuntos que se relacionen con otros grupos o con CoDA como entidad global.

5. Cada uno de los grupos tiene un único objetivo primordial: transmitir el mensaje a otras personas codependientes que aún sufren de codependencia.

6. Ninguno de los grupos de CoDA deberá respaldar, financiar ni prestar el nombre de CoDA a entidad allegada o empresa ajena en ningún caso, para evitar que los problemas de dinero, bienes o prestigio nos desvíen de nuestro principal objetivo espiritual.

7. Cada uno de los grupos de CoDA se autofinanciará y se negará a recibir contribuciones externas.

8. Codependientes Anónimos deberá mantener siempre su carácter no profesional, pero nuestros centros de servicio podrán emplear trabajadores especializados.

9. CoDA, como tal, nunca deberá contar con una estructura organizacional, pero podremos crear comités o juntas de servicio que respondan directamente a aquéllos a quienes sirven.

10. CoDA no tiene una postura acerca de asuntos ajenos a sus actividades; por consiguiente, su nombre nunca debe estar relacionado con polémicas públicas.

11. Nuestra estrategia de relaciones públicas se basa más bien en atraer gente que en promocionarnos; debemos mantener siempre nuestro anonimato personal ante la prensa, la radio, la televisión y el cine.

12. El anonimato es la base espiritual de nuestras Tradiciones y nos recuerda siempre que debemos anteponer los principios a las personalidades individuales.

LAS DOCE PROMESAS DE CODEPENDIENTES ANÓNIMOS:

Puedo esperar un cambio milagroso en mi vida si pongo en práctica el programa de Codependientes Anónimos. Mientras hago un esfuerzo sincero por incorporar en mi vida los Doce Pasos y las Doce Tradiciones.

1. Reconozco que existe un nuevo sentimiento de pertenencia y que mi sensación de vacío y soledad va a desaparecer.

2. Ya no me controlan mis miedos. Puedo sobreponerme a ellos y actuar con valor, integridad y dignidad.

3. Existe en mí una nueva libertad.

4. Me libero de toda preocupación, culpa y remordimiento sobre el pasado y el presente. Estoy lo suficientemente consciente para no permitir que se repita.

5. Reconozco que existe un nuevo amor y una nueva aceptación de los demás y de mí mismo. Yo siento verdaderamente que merezco ser amado, que soy una persona afectuosa y que me quieren.

6. Aprendo a verme a mí mismo como igual a los demás. Mis relaciones nuevas y renovadas están basadas en la igualdad de ambas partes.

7. Soy capaz de forjar y mantener relaciones saludables y basadas en el amor. La necesidad de controlar y manipular a los demás desaparecerá en la medida en que yo aprenda a confiar en las personas dignas de confianza.

8. Aprendo que es posible mejorarme y convertirme en una persona más afectuosa, capaz de ofrecer apoyo y de establecer relaciones más sólidas. Tengo la opción de comunicarme con mi familia en una forma que es segura para mí y respetuosa para ellos.

9. Reconozco que soy una creación única e importante.

10. Ya no dependo únicamente de los demás para poder sentirme una persona valiosa.

11. Tengo confianza en la orientación que me brinda mi Poder Superior y llego a creer en mi propia capacidad.

12. Gradualmente siento que la SERENIDAD, la FORTALEZA INTERIOR y el CRECIMIENTO ESPIRITUAL empiezan a formar parte de mi vida diaria.