NOTAS DE ESTA SESIÓN:

De acuerdo a numerosas investigaciones científicas y principalmente a las conclusiones que surgen de la teoría de la relatividad de Einstein es que el tiempo es relativo: depende de la velocidad a la que se mueve en el espacio un observador o que tan consiente es el mismo, el tiempo es parte de un compuesto o continuum llamado tiempo-espacio. Einstein fue uno de los primeros científicos en enunciar abiertamente que es la mente la que crea el tiempo. El tiempo no existe independientemente de la percepción. El tiempo es tu percepción, por lo tanto el tiempo eres tu.

Para los seres humanos, el tiempo se mueve en una única dirección que va desde la anticipación a la experiencia y luego a la memoria. Aparentemente el tiempo progresa linealmente del pasado hacia el futuro, dejando consecuencias tangibles. Esto convencionalmente parece algo innegable, sin embargo, desde la perspectiva de la física, estos tres tiempos son en realidad lo mismo. Ademas corre hacia los dos lados de manera indiferente, excepto para tu percepción. Es decir, es tan posible como que los fragmentos se reintegren como la copa de vidrio a que la copa de vidrio se rompa en mil pedazos.

De acuerdo a los últimos estudios científicos el tiempo no existe como algo que esté allá afuera corriendo del pasado hacia el futuro, sino que es una propiedad que depende de la habilidad del observador de preservar información de los eventos experimentados, el espacio y el tiempo son constructos de nuestros sentidos biológicamente limitados. Y de hecho el observador es quien crea el tiempo. Entre mas consciente te vuelves mas se vuelve tu aliado el tiempo. Los observadores conscientes fluyen de maneras diferentes en el tiempo.

Ahorro de tiempo es ahorro de energía. La energía que requiere el escape del tiempo.

Sección del Manual del Maestro:
16. ¿CÓMO DEBE PASAR EL DÍA EL MAESTRO DE DIOS?
Para un maestro de Dios avanzado esta pregunta es irrelevante. No tiene un programa fijo, Pero está seguro de una sola cosa: las lecciones no cambian al azar. Al darse cuenta de esto y entender que es verdad, el maestro descansa contento. Se le dirá cuál ha de ser su papel, hoy, mañana y siempre. Y aquellos que compartan ese papel con él le encontrarán para que juntos puedan aprender las lecciones de ese día. Nadie de quien él tenga necesidad estará ausente; no se le enviará nadie que no tenga un objetivo de aprendizaje ya establecido y que pueda aprender ese mismo día. Para el maestro de Dios avanzado esta pregunta es, por consiguiente, superflua. él se mantiene en continuo contacto con la Respuesta. El ya lo tiene todo, y ve desplegarse ante él -seguro y libre de obstáculos- el camino que tiene que recorrer.

Era el año de 1922,  hace 95 años ya, Einstein, el físico nacido en Alemania, más famoso por su teoría de la relatividad, se encontraba de gira por Japón, ofreciendo conferencias. Le habían anunciado que iba a ser galardonado con el premio Nobel de Física y su fama, más allá de los círculos científicos, iba en aumento. Se encontraba en un restaurant en Tokio, y no tenía monedas para darle propina al mesero, entonces, siendo Einstein, hizo algo inesperado, le dio unos papeles que había escrito momentos atrás mientras le decía al mesero que no traía monedas, pero que quería darle algo, hizo sin embargo una aclaración antes de darle las notas que se encontraban escritas en su lengua natal, el alemán y en las que aun hoy se puede leer, Imperial Tokyo Hotel,  “”Quizás si tiene usted suerte, estas notas acaben siendo mucho más valiosas que una simple propina” estas notas, recientemente sacadas a La Luz publica han sido llamadas la teoría de la felicidad de Einstein, pero veamos porque:

“Una vida sencilla y tranquila aporta más alegría que la búsqueda del éxito en un desasosiego constante” y la otra dice simplemente: “Donde hay un deseo, hay un camino”

Einstein con su teoría de la relatividad demolió la idea del tiempo como una constante universal. Dio también un excelente ejemplo para entender la relatividad, lo vamos  a desglosar hoy para mirar más profundo la realidad. Dijo “Pon tu mano en un horno caliente durante un minuto y te parecerá una hora. Siéntate junto a una chica preciosa durante una hora y te parecerá un minuto. eso es la relatividad.” Es como cuando hacemos la lección del día, a veces parece tan pero tan larga, que decidimos no hacerla mejor. Sucumbimos a la idea del tiempo para permanecer en tiempo.

Es en los momentos de mayor estrés y frustración que podemos darnos cuenta que estábamos equivocados en cuanto al uso que le estamos dando al tiempo. Nuestra percepción actual del tiempo es parecida a la rueda del hámster, corremos para alcanzar un lugar que no existe y cuyo único final en el guion es la muerte. A menos que, aprendas a ver al tiempo de otra manera y lo uses de forma diferente. El ratón, aprende a detenerse, y simplemente dejar la jaula. Nuestra concepción actual del tiempo dicta o que sintamos que no hay suficiente tiempo o que transcurre demasiado despacio, generalmente cuando somos mas jóvenes ocurre mas de lo segundo, y entre mas mayores deja de haber suficiente, siempre estamos corriendo. Esta es una concepción o paradigma newtoniano, en el cual todos crecimos, es una visión mecanistica de la realidad, en la que mas que seres vivos somos maquinas reactivas. El paradigma newtoniano supone que hay una escasez de tiempo, lo que lleva a una incómoda sensación de urgencia en nuestro interior. Es exactamente el mismo problema que tendríamos si asumiéramos que había escasez de alimentos. Siempre tendríamos hambre, y siempre tendríamos miedo de que no hubiera suficiente comida disponible. Si alguna vez pensaste así en el tiempo, bienvenido a un club muy grande. Sin embargo, hay esperanza, porque mientras que la visión newtoniana es donde la mayoría de nosotros iniciamos, no es así como funciona realmente el tiempo. La escasez de tiempo newtoniana es solo una etapa por la que estamos pasando, así como la física newtoniana fue una etapa que atravesamos en el camino hacia un nuevo paradigma. Sin embargo y si recuerdan la descripción de la teoría de la relatividad de Einstein hay otra visión o paradigma posible, en el que estas dando tus primeros pasos.

Cuando tu recuerdas que tu haces el tiempo adquieres la capacidad de cambiarlo, recuerda el ejemplo de Einstein, cuando estas tranquilo y quieto, enamorado el tiempo desaparece y deja de afectarte, cuando estas inquieto, ansioso, intolerante, impaciente el tiempo se alarga. Entrenar tu mente a estar en paz es entrenarte a vivir en un paradigma nuevo que ocurre fuera del tiempo, pero que incluye la dimensión del tiempo, tu peor enemigo se vuelve tu mejor amigo.

Imagina una circunstancia de tensión y estrés y ansiedad extrema, el ultimo episodio en el que perdiste la batalla contra el tiempo, ahora te daré una opción nueva, en medio de los momentos de mayor batalla, cuando las manos sudan y empieza el rechinar de dientes, recuerda que puedes escapar el tiempo, aquí unos pasos, pero desarrolla los propios. Relaja todo tu cuerpo, aquietar y deja que entre en La Paz, enfócate en disfrutar del momento presente lo que sea que esta pasando, recuerda que si te resistes el tiempo de ansiedad se extenderá lentamente y te cobrara factura, pero también recuerda que el momento presente es la puerta de escape al tiempo, deja que el pasado y futuro desaparezcan. Cierra tus ojos y hazte presente, muy pronto te darás cuenta que la tormenta de tiempo ha pasado, y estas de regreso disfrutando del rocío fresco de la mañana bajo un sol que te hace celebrar la vida. Fluye en el tiempo, en vez de que este pase por encima de ti arrollándote contra el asfalto. Estar presente es estar en la gozadera, en el disfrute y en la creación. Si el tiempo te monta ni gozas, ni disfrutas ni creas. Luego te das cuenta que el tiempo se hizo elástico y esta a tu disposición. Así que puedes hacer a un lado todos tus programas de administración del tiempo, de todos modos ni los usaste. Asi haces mas en menos tiempo, tienes mas tiempo para estar contento, disfrutar y ser creativo, recuerda que una empresa que solo administra y no crea, muere, lo mismo va a las personas. Tienes que crear para crecer. Cuando disfrutas el tiempo se evapora, este es el escape del tiempo. Cuando te enamoras una hora se siente como un minuto, pero cuando te resites, el tiempo se alarga, cuando luchas esta puede durar siglos, como dicen en ucdm, 44,000 años. Deja de correr en la jaula del tiempo y date cuenta que tu eres el tiempo. Ahorra tu energía para lograr tus deseos mas preciados, el deseo que en tu alma revolotea como tu destino infalible.

Dejar de correr y vivir en el DescanSer