Hoy vamos a explorar la importante relación entre volver a ser digno y recuperar tu grandeza. Dignidad, del latín: dign?tas, que quiere decir «grandeza». En nuestra sociedad implantamos la pequeñez sin darnos cuenta, para que la pequeñez germine es necesario primero hacernos indignos, cultivar la culpa necesaria para perder nuestra propia dignidad. Somos nosotros mismos, con nuestros juicios los que despojamos a los demás de su dignidad, y una ves que despojamos de los demás su dignidad, la perdemos como consecuencia de este acto.